37 Poemas de amistad 

No dejes de visitar los 50 mejores poemas de Yavendrás, según vuestros votos.

compañero

Enviado por vrijeme  Seguir

Las estrellas alumbran un mar descontrolado,
un mar lleno de ira.
por la muerte de un combatiente,
un combatiente lleno de valentía que dio la vida,
por salvar la vida de su único amigo,

La luna triste llora una tormenta de granizo,
el granizo grita a llantos por la despedida que vio sus ojos,
el joven trata de revivir a su compañero a llantos,
sin logro alguno,

Pasa las horas y el granizo se calma,
el sol sale y el chico despierta al lado de su fiel amigo
al lado de su único amigo, su perro... :´(

80.59%

votos positivos

Votos totales: 845

Comparte:

A CARMEN

Menos bella que tu, Carmela mía,
Vaya esa flor a ornar tu cabellera;
Yo misma la he cogido en la pradera
Y cariñosa mi alma te la envía.
Cuando seca y marchita caiga un día
No la arrojes, por Dios, a la ribera:
Guárdala cual memoria lisonjera
De la dulce amistad que nos unía.

Autor del poema: Dolores Veintimilla

80.00%

votos positivos

Votos totales: 25

Comparte:

La Vida

Enviado por ashesbeginning  Seguir

Bendito sea el cielo que te ve,
Te ve fijamente y sin cesar,
Aunque te estés cubriendo bajo un techo, ya sea observándolo o llevando a cabo cualquier otra tarea.

Hermoso el pensamiento aquel que tienes sobre los sueños, tal vez no creas o no les tengas suficiente fé, pero eso depende de uno mismo, tú decides en quién creer.

No hay que ceder ante los altibajos de la vida, pues estos son los que nos proporcionan a nosotros la sabiduría, ¿Y qué mejor que la experiencia es la mejor fuente de sabiduría?

En las noches más frías, en las tardes más calurosas, en las mañanas más calidas, habrá un sentimiento de ausencia y encontrar ese algo para ya no sentir esa ausencia es algo que le da sentido a la vida. Pues esa ausencia tiene que ser llenada con conocimiento, y el conocimiento debe de ser compartido, lo cual, al tener una conversación, al enseñar es lo que vuelve amenas nuestras vidas.

80.00%

votos positivos

Votos totales: 15

Comparte:

SÉ, PUES, JUSTO Y BUENO

Hemos de ser justos, hemos de ser buenos,
Hemos de embriagarnos de paz y amor,
Y llevar el alma siempre a flor de labios
Y desnudo y limpio nuestro corazón.

Hemos de olvidarnos de todos los odios,
de toda mentira, de toda ruindad
hemos de abrasarnos en el santo fuego
de un amor inmenso, dulce y fraternal.

Hemos de llenarnos de santo optimismo,
tender nuestros brazos a quien nos hirió;
Y abrazar a todos nuestros enemigos
en un dulce abrazo de amor y perdón.

Olvidar pasiones, rencores, vilezas…
Ser fuertes, piadosos, dando bien por mal:
¡Que esa es la venganza de las almas fuertes
Que viven poseídas de un santo ideal!

“Hemos de estar siempre gozosos”, tal dijo
Pablo el elegido, con divina voz,
Y a través de todos los claros caminos
caminar llevando puesta el alma en Dios.

Hemos de acordarnos que somos hermanos,
hemos de acordarnos del dulce Pastor.
Que crucificado, lacerado, exánime...
para sus verdugos imploró perdón.

Autor del poema: Rubén Darío

79.82%

votos positivos

Votos totales: 986

Comparte:

La oruga

Enviado por patohidalgo  Seguir

La Oruga

¡Abre tus alas mariposa!,
¡vuela, tu hora a llegado!
vestida de colores hermosa,
suave y sutil, como la rosa,
fuiste oruga que se arrastraba,
a la que Dios alas dibujo,
al volar nunca mires atrás,
recuerda que en el suelo estabas,
¡Vuela!, pero vuela tan alto,
que nadie roze tus alas,
pero tan bajo que a todos,
deleites la mirada.

79.37%

votos positivos

Votos totales: 1362

Comparte:

NO MORIRÉ DEL TODO, AMIGA MÍA

No moriré del todo, amiga mía,
mientras viva en tu alma mi recuerdo.
Un verso, una palabra, una sonrisa,
te dirán claramente que no he muerto.

Volveré con las tardes silenciosas,
con la estrella que brilla para ti,
con la brisa que nace entre las hojas,
con la fuente que sueña en el jardín.

Volveré con el piano que solloza
las nocturnas escalas de Chopin;
con la lenta agonía de las cosas
que no saben morir.

Con todo lo romántico, que inmola
este mundo cruel que me destroza.
A tu lado estaré cuando estés sola,
como una sombra más junto a tu sombra.

Autor del poema: Rodolfo Tallón

79.26%

votos positivos

Votos totales: 18166

Comparte:

DEL NUEVO PRIMER DÍA

Cuando te sientas perdido,
y sepas que nada queda por hacer.
Cuando todos tus sueños se hayan ido,
piensa que más bajo no podrás caer.

Así que levántate, amigo.
Sacúdete la melancolía
Y escucha, que muy en serio te lo digo;
¡Celebra el nuevo día!

Ahoga las penas,
átalas, guárdalas bajo llave
o grítalas al viento para que éste se las lleve,
y así notarás que a ti ya no te pesan

Autor del poema: Nemo

78.80%

votos positivos

Votos totales: 1788

Comparte:

A UN AMIGO

No puedo darte soluciones para todos los problemas de la vida,
ni tengo respuestas para tus dudas o temores,
pero puedo escucharte y compartirlo contigo.

No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro.
Pero cuando me necesites estaré junto a ti.

No puedo evitar que tropieces.
Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes y no caigas.

Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos.
Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.

No juzgo las decisiones que tomas en la vida.
Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me lo pides.

No puedo trazarte limites dentro de los cuales debes actuar,
pero si te ofrezco el espacio necesario para crecer.

No puedo evitar tus sufrimientos cuando alguna pena te parta el corazón,
pero puedo llorar contigo y recoger los pedazos para armarlo de nuevo.

No puedo decirte quien eres ni quien deberías ser.
Solamente puedo quererte como eres y ser tu amigo.
En estos días oré por ti...

En estos días me puse a recordar a mis amistades mas preciosas.
Soy una persona feliz: tengo mas amigos de lo que imaginaba.
Eso es lo que ellos me dicen, me lo demuestran.
Es lo que siento por todos ellos.
Veo el brillo en sus ojos, la sonrisa espontánea y la alegría que sienten al verme.
Y yo también siento paz y alegría cuando los veo y cuando hablamos,
sea en la alegría o sea en la serenidad.

En estos días pensé en mis amigos y amigas,
entre ellos, apareciste tú.
No estabas arriba, ni abajo ni en medio.
No encabezabas ni concluías la lista.
No eras el número uno ni el número final.

Lo que sé es que te destacabas por alguna cualidad que
transmitías y con la cual desde hace tiempo se ennoblece mi vida.

Y tampoco tengo la pretensión de ser el primero, el segundo o el tercero de tu lista.
Basta que me quieras como amigo.

Entonces entendí que realmente somos amigos.
Hice lo que todo amigo:
Oré... y le agradecí a Dios por ti.

Gracias por ser mi amigo.

Autor del poema: Anónimo

78.73%

votos positivos

Votos totales: 6676

Comparte:

AMIGOS QUE POR SIEMPRE NOS DEJARON

Amigos que por siempre
Nos dejaron,

Caros amigos para siempre idos,
¡Fuera del Tiempo
Y fuera del Espacio!

Para el alma nutrida de pesares,
Para el transido corazón, acaso.

Autor del poema: Edgar Allan Poe

78.21%

votos positivos

Votos totales: 716

Comparte:

ALGUNAS AMISTADES SON ETERNAS

Algunas veces encuentras en la vida
una amistad especial:
ese alguien que al entrar en tu vida
la cambia por completo.
Ese alguien que te hace reír sin cesar;
ese alguien que te hace creer que en el mundo
existen realmente cosas buenas.
Ese alguien que te convence
de que hay una puerta lista
para que tú la abras.
Esa es una amistad eterna…
Cuando estás triste
y el mundo parece oscuro y vacío,
esa amistad eterna levanta tu ánimo
y hace que ese mundo oscuro y vacío
de repente parezca brillante y pleno.
Tu amistad eterna te ayuda
en los momentos difíciles, tristes,
y de gran confusión.
Si te alejas,
tu amistad eterna te sigue.
Si pierdes el camino,
tu amistad eterna te guía y te alegra.
Tu amistad eterna te lleva de la mano
y te dice que todo va a salir bien.
Si tú encuentras tal amistad
te sientes feliz y lleno de gozo
porque no tienes nada de qué preocuparte.
Tienes una amistad para toda la vida,
ya que una amistad eterna no tiene fin.

Autor del poema: Anónimo

77.36%

votos positivos

Votos totales: 8548

Comparte:

Desde el 11 hasta el 20 de un total de 37 Poemas de amistad

Añade tus comentarios